El futuro visto desde “Elysium”

Si algo destaca en las películas de Neill Blomkamp es la creación de un futuro realista, donde la tecnología y las propuestas de nuestro planeta resultan creíbles, a pesar de que esté desafiando a todas las leyes de la naturaleza, como la existencia de alienígenas o la creación de una ciudad en una especie de satélite, haciendo que se vierta una dosis de política en una historia meramente de ficción.

Jodie Foster es la secretaría Delacourt en "Elysium"

Jodie Foster es la secretaría Delacourt en “Elysium”

Así como “Distrito 9” destacaba por su frescura y originalidad, y una estructura que mezclaba la parte documental con la narrativa, “Elysium” carga las tintas en la parte de acción y bajo un planteamiento muy original y bien llevado, que podría ahondar en una crítica más profunda hacia las desigualdades entre los habitantes del planeta, los privilegios de la clase alta, la superpoblación a la que la Tierra se dirige y la importancia de la sanidad como fuente de poder, al final nos tenemos que someter a un exceso de tiros y una historia de héroes que salvan a los más débiles, que eclipsa la parte científica y social de la que presumía la epopeya de los extraterrestres confinados al campo de concentración.

Son las ventajas y desventajas de contar con un mayor presupuesto, darle al público lo que quiere recibir, pero por otro lado, contar con actores de primera línea, como el lujo de contar con Jodie Foster, que hace creíble ese personaje de defensora a ultranza de los privilegios de la estación espacial, no tachándola de la típica malvada, sino transmitiendo una cierta empatía con las decisiones que toma. Cambia en cambio el rol del Sharlto Copley, que pasa de ser víctima a verdugo, en un intento de Blomkamp por no encasillarlo, ya que, si en “Distrito 9” era el adorable y excéntrico Mikus van der Merwe, aquí es el malvado Kruger, que resulta casi irreconocible tras esa poblada barba.

Visualmente muy bien conseguida, con una estética elegante para Elysium, y destructiva para Los Angeles, y una serie de elementos superfreaks, que harán las delicias de los fans del manga y los superrobots. Un canto a la sanidad de todos y para todos, en una actitud positiva para toda la humanidad en un futuro que se presenta incierto.

Anuncios