Héroes disfrazados por doquier en la secuela “Kick Ass 2”

Miles de fans ataviados con los más diversos vestidos de superhéroes se agolpaban ayer en Kinépolis preparados para la fiesta que habían preparado nuestros amigos de Sensacine para la presentación en Madrid de la película “Kick Ass 2”, secuela de las aventuras del superhéroe de dicho nombre y su compañera Hit Girl. No faltó el buen rollo y las risas, dejando claro que el movimiento friki sigue presente y se va expandiendo, marcando tendencia, y demostrando que ya no es un movimiento minoritario, sino una forma de desinhibirse y olvidarse un poquito de los problema.

Chloë Grace Moretz  es nuevamente Hit Girl en "Kick Ass 2"

Chloë Grace Moretz es nuevamente Hit Girl en “Kick Ass 2”

En cuanto al film, sigue la estela que comenzó con su predecesora dando un ritmo con gags a ratos divertidos que, si no fueran porque en ocasiones los chistes escatológicos se hacen innecesarios y rozan el mal gusto y la hacen un pelín infantil, por lo demás hace que pasemos un buen rato. Un intento por recuperar el humor propio de “Bienvenidos a Zombieland”, con un poco de la reivindicación de que cualquiera puede ser un héroe de “V de Vendetta” y mezclado con las luchas de abejas-reina del instituto, que nos recordó enteramente al personaje de Lindsay Lohan en “Chicas Malas”, pero con peores consecuencias.

Sin duda la mejor parte del film se la lleva Chloë Grace Moretz que destaca no solo por su belleza, sino por la dulzura que transmite su personaje, como ya habíamos visto anteriormente en sus papeles en “Sombras tenebrosas” de Tim Burton, o la versión americana de “Déjame entrar”, demostrando que superar la adolescencia puede ser un trance mucho más complejo que luchar contra criminales, incluido el hecho de no poder evitar sentir atracción por todas esas boybands, fruto del marketing, al igual que nosotros meros espectadores no podemos evitar seguir yendo a ver estas superproducciones de Hollywood, que nos meten en la cartelera a golpe de talonario.

Curioso el papel de un irreconocible Jim Carrey, en el papel de héroe patriota y cristiano, que caricaturiza la visión americana del salvador del ejército. Algo peor parado sale John Leguizamo, que olvida sus tiempos de “Moulin Rouge” para ser condenado a ser el mayordomo de un villano un tanto insoportable, y con acento mejicano, por si fuera poco.

Entretenida para quien quiera pasar un buen rato sin darle mucho a la cabeza, este film va cerrando la cartelera veraniega de blockbusters. A ver qué nos depara la cartelera otoñal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s