El nuevo comienzo de la saga Spiderman

Por fin llega a nuestras pantallas y en formato 3D la película que tantos interrogantes ha generado a sus seguidores… ¿Por qué Sony, de repente, cancela el rodaje de Spiderman 4 y anuncia el inicio de una nueva saga  con The Amazing Spiderman?  ¿Qué giro se pretende dar con el planteamiento del guión, la psicología de los personajes y los efectos visuales para revivir la aparición de este icono del comic? Las respuestas las tenemos delante de nosotros, en cada escena de la película, producto de las manos de grandes profesionales del cine.

The Amazing Spiderman (2012)

The Amazing Spiderman (2012)

Marc Webb, su director, ha tenido clara desde el primer momento la visión que quería transmitir, y eso es algo palpable en la película. El empleo del 3D es un gran acierto ya que introduce al espectador en las escenas de acción, pero además lo acerca a los personajes en los momentos más íntimos y emotivos.

El cambio en el enfoque psicológico de los personajes se basa en la búsqueda del realismo, de la credibilidad. Peter Parker es un icono en el que se han identificado miles de adolescentes desde 1962. En él se hacen latentes todo tipo de dudas, inseguridades, imperfecciones y miedos. Su evolución se inicia con la búsqueda de respuestas: la pérdida de sus padres cuando él era un niño le deja una importante secuela emocional; la aceptación de sus debilidades le impide defender su principal ideal, que es la justicia y su falta de confianza le hace incapaz de expresar sus sentimientos.

El actor que encarna a este adolescente que busca la superación de sus limitaciones hasta culminar en la figura de Spiderman es Andrew Garfield, que ya nos había demostrado su magnífica interpretación en “La red Social”.

Emma Stone ya había sido elogiada por su belleza y gran talento en películas como “Criadas y Señoras” o “Rumores y Mentiras”. En Spiderman, la relación entre Gwen y Peter es el alma del filme. Las relaciones y sentimientos de los personajes son la clave de la película, tanto o más que los efectos especiales o la extraordinaria fotografía.

La angustia del Dr. Connors por la amputación de su brazo derecho le conduce a buscar la regeneración del mismo mediante la genética, transformándose en un temible lagarto, un peculiar villano cargado de emotividad. Nadie mejor que Rhys Ifans (inolvidable su aparición en el film Nothing Hill) para interpretar a este personaje “humano, real e imperfecto” según lo define el propio actor. Ifans preparó su papel aprendiendo cómo vive una persona con un solo brazo, atándose el brazo a la espalda y realizando tareas domésticas.

El objetivo del director, Marc Webb ha sido la búsqueda del realismo. En unas declaraciones, afirmaba “yo quería que la diversión, el espectáculo, la acción, la rabia y el humor fueran más realistas, como si salieras a la calle y te imaginaras que todo esto está ocurriendo”. Y este ha sido el reto de la película. Andrew Garfield estuvo preparándose durante seis meses con la ayuda de un entrenador personal mediante trampolines, artes marciales, monopatines…para que todos sus movimientos como Spiderman parecieran reales. La regeneración del brazo del Doctor Curt Connors, se basó en el alojote, una salamandra que es capaz de regenerar sus extremidades e incluso parte de su cerebro y columna…

Los escenarios son impresionantes. Nueva York es una ciudad fantástica para el desarrollo de esta película, porque transmite un sentimiento de majestuosidad que te envuelve y te cautiva (la noche neoyorquina, con el brillo de las luces, los altísimos edificios, las avenidas, los puentes…) y, por otra parte, el contrapunto de tristeza y soledad de la vida en esa gran ciudad, reflejada con escenarios de callejones oscuros, llenos de graffitis, hierros oxidados…

La mayor parte de las secuencias exteriores se rodaron en los sets de las calles neoyorquinas de Universal Estudios, de modo que se pudieran controlar las escenas de explosiones pero hubo que contar con escenas reales de la ciudad, para lo que dieciocho decoradores trabajaron durante semanas preparando hasta el último detalle de escaparates, restaurantes, kioscos…

Muchas de las escenas del balanceo de Spiderman por las calles sujeto de sus hilos se realizaron colgando al actor desde una grúa de 9 metros de altura, que le permitía avanzar a la vez que esquivaba el tráfico… Visualmente Andy Armstrong ha conseguido la  autenticidad de movimientos que buscaba.

Es apasionante la escena rodada sobre el puente de Williamsburg, de gran realismo e intensidad y con no pocas complicaciones técnicas. El fantástico resultado visual se complementa con una importante carga emotiva, no olvidemos que es el momento en que Peter es consciente del valor de Spiderman y de la satisfacción personal de ayudar a los demás.

El lanzamiento de coches a manos del temible lagarto se simuló con un lanzador y un gato hidráulico de nitrógeno de alta presión con el que se lanzaron seis coches.

La diseñadora de vestuario, Kim Barrett, ha sido la encargada de la creación del traje y los lanza-telarañas, de acuerdo a las nuevas directrices de la película. Sin perder la iconografía de Spiderman, el nuevo traje es mucho más tecnológico, el material empleado tiene poco que ver con la tela que se había empleado anteriormente para este personaje. Nuestro Peter diseña el traje a través de su ordenador, partiendo de la geometría de la tela de araña. Los realizadores se basaron en los trajes de los nadadores olímpicos, que han sido el resultado de años de investigación en diseño y el empleo de materiales muy ligeros, adaptables al cuerpo y elásticos. ¡Perfectos para Spiderman!

Sony Pictures Imageworks vuelve a encargarse de los efectos visuales. La perfecta convivencia de animación por ordenador y escenas especiales ha sido la clave del espléndido resultado.

John Schwartzman, director de fotografía nominado al oscar, y Rob Engle, supervisor de efectos visuales en 3D de Sony Pictures, se han encargado del tratamiento de la fotografía en 3D de la película, que ha sido rodada con cámara RED EPIC y montada en el equipo de 3ality Digital. Es la primera película que cuenta con esta tecnología y gracias a ella, hemos convivido con los personajes, nos hemos colgado con Spiderman entre los edificios de Nueva York y hemos descendido a las alcantarillas perseguidos por un aterrador Lagarto gigante, con un realismo asombroso.

Consejos para disfrutar de la película este verano: 1. Vivir la historia como si fuera la primera vez que vemos a Spiderman en el cine. 2. Disfrutar de la narración de la historia, emocionarnos con los personajes principales, enamorarnos con el beso de Gwen y Peter en el ático de un edificio de Nueva York. 3. Sentir el vértigo de vernos colgados dentro de un coche a punto de despeñarse desde el puente de Williamsburg. 4. Pensar que los héroes de cómics existen, que están cerca para protegernos y evadirnos del día a día. 5. Recrearnos con escenas reminiscentes del cine, como las inspiradas en las alcantarillas del Tercer Hombre o el mítico final de Blade Runner en el ático de un edificio. 6. Pero, sobre todo, sobre todo, no nos olvidemos de que somos niños desde el momento en que nos ponemos las gafas 3D.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s